L’Ajuntament de Vilallonga també s’adhereix al Banc de Terres i Cases

L’Ajuntament de Vilallonga també s’adhereix al Banc de Terres i Cases

L’Ajuntament de Vilallonga, a través del seu regidor de Medi Ambient i Agricultura, Vicent Rocher, s’ha adherit al Banc de Terres i Cases que el CDR la Safor i COCEDER van posar en marxa a principis d’any.

Una de les accions més important del programa contra el despoblament és la creació d’un fitxer de cases sense habitar, els propietaris de les quals vulguen cedir, llogar o vendre en cada una de les 18 zones d’actuació dels CDRs. També es crearà un altre fitxer amb les terres abandonades que es vulguen cedir.

Les persones interessades en participar en aquest banc de terres i banc de cases es pot posar en contacte amb el CDR la Safor:
al telèfon 654 54 94 91
al correu cdr@fpsafor.com
o omplint este FORMULARI DE CONTACTE

Anuncis
Entrevista sobre despoblament i emprenedoria al món rural

Entrevista sobre despoblament i emprenedoria al món rural

Entrevista a TeleSafor i Radio Gandia Ser sobre el programa de Sensibilització i conscienciació del despoblament i necessitat de l’emprenedoria al món rural.

Més informació sobre aquest projecte.

El present i futur del món rural valencià

El present i futur del món rural valencià

Las recetas para los ´perdedores rurales´, Levante 27/10/2013

Interessant notícia de Paco Cerdà sobre el present i el futur del món rural valencià. Vos deixem alguns fragments d’anàlisi i esperançadors:

… La mitad de la población valenciana —2,5 millones de habitantes— está asentada en veinte ciudades, es cierto. Pero la Comunitat Valenciana es, ante todo, un rosario de pueblos. Hay 542 municipios, y justo 300 de ellos tienen menos de 2.000 habitantes. Todos juntos suman 211.000 vecinos, menos que Elx. Además, hay 1,3 millones de hectáreas —el 54 % de todo el territorio autonómico— que sólo representan el 0,03 % del PIB valenciano. Ése es el mundo rural, el «territorio perdedor» en el proceso de desarrollo social, como describe Raúl Compés, profesor de la Universitat Politècnica de València y experto en economía agroalimentaria y desarrollo territorial.

Continúa la despoblación del medio rural y la pérdida de su territorio (por urbanización o por abandono de tierras), persiste la “desventaja” rural por los peores indicadores de desarrollo y calidad de vida, se ha producido un debilitamiento del capital social e institucional rural y ha habido una pérdida de influencia política frente a los grupos de interés vinculados al medio urbano». Es la ecuación perfecta de los perdedores: un territorio con menos actividad económica, menos población y menos peso político. Unas fichas de dominó derriban las otras.

«El medio rural español necesita un nuevo modelo de desarrollo para generar empleo, crear riqueza y mantener población». La herramienta clave —y de ahí nace esta reflexión— llegará desde Bruselas a partir del próximo año. La nueva generación de políticas de ámbito territorial para el periodo 2014-2020 permite que en un marco estratégico común haya una programación multifondos. Es decir: «los territorios podrán programar un conjunto de políticas de desarrollo teniendo en cuenta en común todos los fondos de financiación que existen, y no por separado como ahora»…